¡Hola, mundo!

La instalación de Python incluye un IDE (un programa en donde escribir el código) llamado IDLE, muy básico, pero que nos será útil en nuestros primeros pasos en el lenguaje. Si ya tienes tu editor de código favorito también puedes usarlo.

Para crear nuestro primer programa vamos a abrir IDLE y seleccionar el menú File > New File para crear un nuevo documento. Luego, escribiremos lo siguiente.

#!/usr/bin/env python
# -*- coding: utf-8 -*-

print("¡Hola, mundo!")

Detengámonos un momento en estas tres líneas. En Python todo lo que comience con un numeral (#) es considerado un comentario; por ende, las primeras dos líneas no constituyen un código de Python pero sí tienen injerencia sobre nuestro programa. Aun más, ¡todo programa de Python debe comenzar con ellas!

La primera se denomina Shebang e indica la ruta del intérprete (volveremos más adelante sobre este concepto). Si bien es propio de sistemas operativos basados en Unix, por convención también se incluye cuando desarrollamos en Windows.

La segunda determina la codificación de caracteres de nuestro archivo. Nuevamente, por convención, se utiliza UTF-8.

La tercera línea, ahora sí, es un auténtico código de Python. Allí llamamos a la función incorporada print() y le pasamos una cadena de caracteres como argumento para que imprima en la pantalla. Se dice que es incorporada ya que es una herramienta que el lenguaje nos pone siempre a disposición en nuestros programas. Existen muchas otras que iremos conociendo en el camino.

Para poder ejecutar este pequeño código primero debemos guardarlo. Para ello, en IDLE vamos a ir al menú File > Save y lo guardaremos en el escritorio como hola.py.

Ahora bien, recordemos que Python es un lenguaje interpretado. Esto quiere decir que no hay un programa compilador que transforme nuestro código fuente (hola.py) y lo convierta en un archivo ejecutable (hola.exe, por ejempo); más bien, hay un programa llamado intérprete al cual le indicamos que queremos ejecutar un archivo determinado. Todos los editores de código pueden hacen esto automáticamente (por ejemplo, en IDLE, presionando F5), no obstante, en este tutorial vamos a hacerlo de la forma manual, esto es, invocando al intérprete desde la terminal. Esto nos dará un panorama más amplio sobre cómo funciona todo en el mundo de Python.

Entonces, como decíamos, vamos a abrir la terminal. Todo sistema operativo tiene algún atajo para esto. En Windows, puedes presionar CTRL + R y escribir cmd, o bien buscar el programa de nombre "Símbolo del sistema". El primer paso es ubicarnos en la ruta en donde hemos guardado nuestro archivo (el escritorio) vía el comando cd. Hecho esto, ejecutamos nuestro script de Python escribiendo python seguido del nombre del archivo.

> cd Desktop
> python hola.py
¡Hola, mundo!

¡Felicitaciones! Has ejecutado tu primer código de Python.

Recuerda que los programas que escribimos en Python son por defecto aplicaciones de consola. Haciendo doble clic sobre hola.py hará que el intérprete ejecute nuestro archivo, pero una vez impreso el mensaje se cerrará automáticamente (pues es lo que ocurre con todo programa cuando alcanza la última línea de código).

Ahora dejaremos por un rato nuestro editor de código para conocer y trabajar con la consola interactiva.